Tarot, vidas pasadas

 

La vida es una sola, dice la convicción popular, la religión y la ciencia.

Distintas tendencias tanto esotéricas como pseudocientíficas, han centrado sus esfuerzos en el estudio de la espiritualidad y sus respectivas aleaciones físicas, es decir, la relación cuerpo-espíritu o alma. En estas corrientes, se ha creado la filosofía, de que la vida no es una sola, sino que el ser, permanece durante un tiempo, llamado vida del cuerpo físico, para después, al morir, ascender al plano espiritual y posiblemente, reencarnar y vivir otra vida. Pero llevándose consigo, la memoria espiritual, la memoria energética, ya que el cuerpo muere, (polvo eres y al polvo volverás) pero el alma es eterna, según la ley de la conservación de la energía, esta no se destruye ni se consume, sino que se transforma, el universo no desperdicia ni pierde nada nunca.

22-arcanos-egipcio-fondo-papiro

La convicción de que el alma, espíritu o mente, llamado también “el quinto elemento” prevalece aun después de la muerte, teoría que se ve apoyada por diferentes dogmas y hechos de la historia, por ejemplo, el que la religión contemple la existencia de cielo, tierra e infierno; es sinónimo de creer en la vida después de la muerte, pero no físicamente, sino en esencia es decir, el alma.

En cuanto a utilizar la cartomancia para conocer sobre una posible vida pasada, se sabe que, las cartas del tarot, en cada tirada muestran algo diferente, según lo establecido por sus practicantes.

Pero, para las vidas pasadas, el tarot a utilizar es el Osho, en él se incluye una carta específica, que de presentarse, indica al tarotista, que existió en una vida pasada este consultado y que de ahí en adelante, la información que reciba será característica o coincidencia entre esa vida y la actual.

La carta en cuestión, es una aglomeración de personas en los dos extremos que va estrechándose en el medio, en el punto donde se pasa de un extremo al otro, el espacio es muy angosto y está rodeado por dos lagartos que simbolizan la frontera entre lo conocido y lo desconocido, el dibujo tiene forma de reloj de arena.

 

Foto de tarotalia.es